domingo, 23 de marzo de 2008

Torrijas.



Es tiempo de Semana Santa, y como no, es tiempo de Torrijas.
Adoro las Torrijas, parece mentira que de unos ingredientes tan sencillos, pueda obtenerse un postre tan rico.
Para quien no lo sepa, las Torrijas son el postre por excelencia de la Semana Santa en España, no se sabe muy bien que las asocia a estas fechas, pero lo que si es cierto es que se adaptan perfectamente a la vigilia.
Las Torrijas, como gran parte de las pequeñas maravillas gastronómicas del mundo, nacen de la escasez. Se cree que su origen está en los conventos en plena Edad Media, como respuesta a la necesidad de aprovechar el pan sobrante, y así poco a poco salto a los palacios y a los hogares, donde les fueron dando múltiples formas, bañándolas en vino, en agua con azúcar, etc, dependiendo de los recursos del cocinero.
La receta:
. 1 barra de pan del día anterior, o de pan especial de Torrijas
. 1 litro de leche.
. 4 o 5 cucharadas de azúcar para echar en la leche.
. 3 huevos.
. la cáscara de 1 naranja.
. la cáscara de 1 limón.
. 1 rama de canela.
. Agua de azahar (se puede prescindir de ella)
. Aceite de oliva.
En un cazo ponemos la leche, las cáscaras de naranja y de limón, la canela, el azúcar y unas gotitas de agua de azahar, lo llevamos a ebullición, y una vez esté cociendo un momento , lo dejamos en infusión (tapado) unos 5 minutos, para que la leche se impregne bien de todos los aromas.
Mientras tenemos la leche en infusión, cortamos la barra de pan en rodajas de unos 2cm, y las colocamos en una fuente honda. En la siguiente foto podéis ver el pan colocado en la fuente listo para empezar a bañarlo.

Una vez tenemos preparado el pan , tomamos el cazo de la leche y con la ayuda de un colador, bañamos el pan. El colador nos ayudará a que no caigan al pan las cascaras o la rama de la canela. Lo hacemos poco a poco, vertemos la leche bañando el pan, y esperamos a que el pan la haya absorbido, y entonces le ponemos más leche, así hasta que el pan ya no absorba mas líquido y este bien empapado. Si lo veis necesario darle la vuelta al pan para que se empape bien por las dos caras.

Por otro lado, preparamos una sartén con abundante aceite y esperamos a que se caliente.

Mientras en un plato batiremos los tres huevos, y lo reservaremos.

Una vez tenemos todo esto listo, cogemos una a una las rebanadas de pan y las vamos pasando por el huevo batido y luego a la sartén. Lo mejor es que lo hagáis de una en una , y vigilando la temperatura del aceite para que no se quemen. Cuando saquéis la torrija del aceite ponerla en un plato con un papel absorbente, para que absorba el exceso de aceite.

Aun templadas, pasarlas por un plato con azúcar y canela, y rebozarlas con este azúcar.

Ponerlas en una fuente, y listas.

El resultado es un bocado un poco crujiente por fuera y cremoso por dentro.

Están riquísimas¡¡¡¡¡¡¡¡

1 comentarios:

Aran dijo...

Uy torrijas.... que envidia me das...

 

LA MEDIA VUELTA | Creative Commons Attribution- Noncommercial License | Dandy Dandilion Designed by Simply Fabulous Blogger Templates